El Bambú Guadua: Características del Crecimiento y Desarrollo


Cultivo de Bambú o Guaduas


Los bambúes son plantas extremadamente diversas y económicamente importantes que crecen en regiones tropicales y temperadas de Asia y América. Se conocen como las gramíneas más grandes del mundo y se distinguen del resto de ellas por tener un hábito perenne, con sistema de raíces (rizomas) bien desarrollados y con tallos (culmos) casi siempre lignificados y fuertes.


En el mundo existe un total de 89 géneros y 1035 especies, que se distribuyen desde los 46° de latitud norte hasta los 47° de latitud sur y desde el nivel del mar hasta los 4000 metros de altura en los Andes Ecuatoriales, en la formación conocida como páramo. Los bambúes pertenecen a los hábitats húmedos de las selvas nubladas y selvas bajas tropicales, aunque algunos crecen en hábitats secos como Dendrocalamus strictus del Asia y Guadua paniculata de América.

En América existen 45 géneros y 515 especies, es decir, la mitad de la diversidad mundial y se distribuyen desde los Estados Unidos, a lo largo y ancho de Centro y Sudamérica, en las Islas del Caribe, hasta el sur de Chile, y desde el nivel del mar hasta alturas de 4000 mts en los páramos.

Con respecto a los bambúes leñosos americanos, la cordillera de los Andes representa el mayor centro de diversidad, observándose una mayor concentración de especies entre los 2.000 - 3.000 metros sobre el nivel del mar. Por debajo de los 1.000 mts de altitud la diversidad disminuye, observándose un mayor incremento en el número de individuos a nivel de especie y un predominio de los géneros Arthrostylidium, Guadua y Rhipidocladum.  

Estructuras de bambú
Como vemos el bambú presenta una muy alta distribución geográfica debido a su gran adaptabilidad a diferentes condiciones de clima y suelos, es decir, se adapta a diferentes condiciones ecológicas y ambientales. No obstante, su crecimiento y desarrollo no siempre es igual en todos los sitios, por lo que se puede hablar de calidad de sitios buenos regulares y malos según sean las condiciones ambientales y ecológicas para el desarrollo del bambú.

La calidad de sitio es un concepto ambiental cuantificable del crecimiento y desarrollo de los bambusales, en términos de factores bióticos como: densidad (número de tallos / ha), estados de madurez, altura, diámetro, sanidad y calidad de maderas con respecto a factores y condiciones donde se da dicho crecimiento, como: el clima (temperatura, precipitación, humedad, etc), las propiedades de suelos y la topografía del terreno.

diámetros del bambú


El conocimiento de la calidad del sitio donde crecen los bambusales, es un requisito importante para acertar en su manejo técnico. De acuerdo con las observaciones de campo los factores que más determinan la calidad de los sitios en el desarrollo de los bosques de bambú, son los climáticos y edáficos, pero también influye en ello la calidad genética del material de reforestación, el manejo silvicultural y la influencia antrópica.

Por ejemplo, el mejor desarrollo de la especie Guadua angustifolia, se logra en sitios con altitudes comprendidas entre 1.300 y 1.500 m.s.n.m. Dicho desarrollo está representado en una mayor cantidad de individuos con diámetros elevados y en una mejor resistencia mecánica de la madera. Altitudes superiores a 1.500 m pueden retrasar el desarrollo de la especie, debido a la presencia de temperaturas bajas por espacios de tiempo prolongados.

Por el contrario, sitios con alturas por debajo de los 1.000 m.s.n.m, muestran temperaturas elevadas (mayores a 26 °C), lo que ocasiona la pérdida desproporcionada de agua de la lámina foliar y del suelo y, por consiguiente, un retraso en el desarrollo y crecimiento. La humedad del suelo se encuentra estrechamente correlacionada con el desarrollo de la especie.

La precipitación es el factor climático que más afecta el desarrollo y crecimiento de la Guadua, es así, como en sitios secos o muy húmedos, se encontraron los guaduales con las características de desarrollo más deficientes. A su vez la distribución de la precipitación a lo largo del año, influye en el comportamiento general de la especie.


→LEER: Capacidad Productiva del Bambú-Guadua

Por lo general, los suelos francos, fértiles y de buen drenaje, ubicados en valles y zonas onduladas de montaña son los de mejor desarrollo del bambú. En suelos muy pesados y arcillosos, no crece muy bien la planta. En cuanto al crecimiento de la planta hay que anotar que los bambúes carecen de tejido de cambium y por eso no presentan crecimiento secundario o incremento en diámetro, solamente tienen crecimiento primario o apical que los hace crecer únicamente en altura muy rápidamente.

bambusales
Bambusales

Comparado con un árbol, los bambúes en general, y G. angustifolia en particular, son de rápido crecimiento y de mayor productividad. Generalmente entre los 4 y 6 años la guadua está lista para ser utilizada y, si se maneja adecuadamente, una vez establecida, puede ser productiva ilimitadamente. Por lo general, el ciclo de crecimiento de un bambú constituye una tercera parte del ciclo de un árbol de rápido crecimiento, y su productividad por hectárea es dos veces la del árbol. Además, los bambúes emergen del suelo con su diámetro establecido, sin presentar incrementos en diámetro con el tiempo como sucede con los árboles.

casa de bambú


Para el caso de G. angustifolia, se han reportado incrementos de altura de 21 cm por día, alcanzando su altura máxima (15 - 30 m) en los primeros 6 meses de crecimiento, y su madurez entre los 4 y 5 años. Este crecimiento difícilmente es superado por especies nativas maderables. La composición ideal de culmos en un guadual se ha estimado en 10% renuevos, 30% jóvenes, 60% maduros y sobre maduros, y 0% secos, con una densidad de 3000 a 8000 culmos por hectárea, presentándose una relación inversa entre densidad y diámetro promedio. La productividad por hectárea de esta especie es de 1.200 – 1.350 culmos/ha/año.

Guadua Angustifolia
Guadua Angustifolia

Guadua angustifolia es una alternativa real como sustituto de la madera y, al igual que de otros bambúes, de ella se podría obtener industrialmente todo tipo de madera laminada y aglomerada (columnas, vigas, viguetas, cuartones, tablas, paneles, etc.).

Las fases de desarrollo de un tallo o culmo de bambú se pueden resumir en cuatro: brotes o renuevos, culmos jóvenes o verdes, culmos maduros y culmos secos y se estima que ciclo de vida de un tallo esta entre 4 y 7 años

Brote o renuevo
El tiempo estimado desde que emerge hasta que alcanza su máxima altura es de 6 meses. Esta primera fase de desarrollo del guadual comprende desde la aparición del rebrote con su diámetro definitivo hasta cuando llega a su máxima altura, sin presencia de ramas. En esta fase el tallo siempre está cubierto por hojas caulinares o "capachos" tanto en su parte basal, como en su parte apical o superior.

Verdes o jóvenes
Se caracterizan los tallos o culmos por su color verde intenso y se aprecian claramente las bandas blancas en los nudos, posee ramas, conserva algunas hojas caulinares en su parte inferior. Esta fase tiene una duración aproximada de un año a un año y medio. Cuando el tallo se torna verde claro y empieza a presentar manchas blancuzcas en su corteza está iniciando su maduración.

guaduas
Madura o hecha
Una guadua madura presenta manchas blancas en forma de plaquetas que corresponden a hongos, se inicia la formación de líquenes en los nudos se atenúan las bandas de los nudos, no hay hojas caulinares en ninguna parte del tallo y la guadua adquiere su mayor grado de resistencia. Esta es la fase de mayor duración, entre 2 y 4 años.

Seca
Se aprecia cuando los tallos están cubiertos por bongos y líquenes en su totalidad, se presentan algunos musgos en los nudos de aspecto gris, blancuzco, próxima a secarse, se estima que esta fase tiene una duración de un año. No se deben dejar llegar los guaduales a ese estado por cuanto en él, los tallos han perdido su resistencia y además se está impidiendo la generación de nuevos brotes.




COMENTARIOS: