Curado del Concreto


El curado es la manutención de la temperatura y del contenido de humedad satisfactorios, por un periodo de tiempo que empieza inmediatamente después de la colocación (colado) y del acabado, para que se puedan desarrollar las propiedades deseadas en el concreto. 


Siempre se debe enfatizar la necesidad de curado pues tiene una fuerte influencia sobre las propiedades del concreto endurecido, o sea, el curado adecuado hace con que el concreto tenga mayor durabilidad, resistencia, impermeabilidad, resistencia a abrasión, estabilidad dimensional, resistencia a congelación-deshielo y a descongelantes.

Las losas expuestas son especialmente sensibles al curado, pues se puede reducir significantemente el desarrollo de la resistencia mecánica y la resistencia a la congelación-deshielo en su superficie, cuando el curado no es apropiado.



curado de concreto en campo
El curado debe empezar en cuanto el concreto se  endurezca
 suficientemente  prevenir la erosión de la superficie. 
La estopa (arpillera) rociada con agua es un método efectivo
 para el curado húmedo
Cuando el cemento portland se mezcla con el agua, empieza una reacción química, llamada  hidratación. El grado de la hidratación (extensión hasta la cual la reacción se completó) tiene influencia sobre la resistencia y la durabilidad del concreto.

El concreto recién mezclado normalmente contiene más agua que la requerida para la hidratación del cemento, sin embargo la pérdida excesiva de agua por evaporación puede disminuir o prevenir la hidratación adecuada. 


El curado deberá realizarse de tal forma, que se evite la pérdida de humedad a través de las superficies de los terrenos del concreto, desde el primer momento de su colocación. Para ello podrán realizarse distintos procedimientos tales como:

·         Aspersión, pulverización o riego con agua de las superficies.
·         Cubrimiento con área húmeda.
·         Aplicación de producto de curado, membrana, etc.
·         Inmersión. Por ejemplo, en losas de contrapiso, rodear la losa con un bordillo de arena y llenar con agua, de tal forma que la losa quede sumergida.

El curado deberá prolongarse durante como mínimo los primeros tres días, adaptándolo en cualquier caso, a las condiciones ambientales existentes. Como regla general, y con las condiciones ambientales medias, es recomendable mantener el curado durante los primeros siete días.

La superficie es particularmente susceptible a la hidratación insuficiente porque se seca primero. Si la temperatura es favorable, la hidratación es relativamente rápida en los primeros días después de la colocación del concreto. Por lo tanto, es importante que se retenga agua en el concreto durante este periodo, o sea, se debe evitar la evaporación o reducirla considerablemente.

Con el curado adecuado, el concreto se vuelve más impermeable y más resistente a esfuerzos, a abrasión y a congelación-deshielo. El desarrollo de las propiedades es muy rápido en los primeros días, pero después continúa más lentamente por un periodo de tiempo indefinido.

El método de curado más eficiente depende de los materiales y métodos de construcción empleados y de la intención de uso del concreto endurecido. En la mayoría de las obras, el curado normalmente envuelve la aplicación de compuestos de curado o la cobertura del concreto fresco con hojas impermeables o arpillera (estopa) húmeda. En algunos casos, tales como en el clima caluroso y en el clima frío, se necesitan cuidados especiales y el uso de otras precauciones.

Las mezclas de concreto con alto contenido de cemento y baja relación agua-cemento (menor que 0.40) pueden necesitar de un curado especial. A medida que el cemento se hidrata (combinación química con el agua), la humedad relativa interna disminuye, causando la autodesecación (secado) de la pasta, si no se fornece agua externa. La pasta se puede desecar hasta un nivel que lahidratación se paraliza. Esto puede influenciar las propiedades del concreto, especialmente si, durante los primeros siete días, la humedad relativa interna baja para menos del 80%. 


curado del concreto
Curado del concreto

En vista de eso, los compuestos de curado formadores de membrana pueden no retener suficiente agua en el concreto. Por lo tanto, se hace necesario niebla (rociado) o curado húmedo para maximizar la hidratación. La niebla durante y después de la colocación y acabado también ayuda a minimizar la fisuración por retracción plástica (agrietamiento por contracción plástica) en concretos con relación agua-cemento muy baja (especialmente cerca de 0.30 o menos).

La pérdida de agua también va a causar la retracción del concreto, creando tensiones de tracción. Si estas tensiones se desarrollan antes que el concreto haya logrado resistencia suficiente, la superficie va a fisurarse. Se deben proteger contra la evaporación todas las superficies expuestas, incluyéndose bordes y juntas.

MÉTODOS Y MATERIALES DE CURADO


Se puede mantener el concreto húmedo (y en algunos casos a una temperatura favorable) a través de tres métodos de curado:



1)    Métodos que mantienen el agua de la mezcla (agua de mezclado) presente durante los periodos iniciales de endurecimiento. Entre éstos se incluyen encharcamiento o inmersión, rociado, aspersión o niebla y coberturas saturadas de agua. Estos métodos permiten un cierto enfriamiento a través de la evaporación, que es benéfico en clima caluroso.

2)    Métodos que reducen la pérdida del agua de la mezcla de la superficie del concreto. Esto se puede hacer cubriéndose el concreto con papel impermeable o plástico o a través de la aplicación de compuestos formadores de membrana.

3)    Métodos que aceleran el desarrollo de la resistencia a través del suministro de calor y humedad adicional al concreto. Esto se realiza normalmente con vapor directo, espirales (serpientes) de calentamiento o cimbras (encofrados) o almohadilla calentados eléctricamente.

El método o la combinación de métodos elegido depende de factores como la disponibilidad de los materiales de curado, el tamaño, forma y edad del concreto, las instalaciones de producción (en obra o en central), apariencia estética y economía

Como resultado, el curado normalmente envuelve una serie de procedimientos usados en momentos específicos a medida que el concreto se envejece. Por ejemplo, aspersión de niebla o estopa húmeda cubierta con plástico pueden preceder la aplicación del compuesto de curado. El momento de cada procedimiento depende del grado necesario de endurecimiento para que el procedimiento no dañe la superficie del concreto (ACI 308, 1997).




COMENTARIOS: