Ventajas de Reciclar Acero en la Construcción

El acero es uno de los metales más utilizados y reciclados en el mundo. Reciclar el acero contribuye a utilizar este material de uso cotidiano de forma más sostenible


El acero reciclado representa el 40% de los recursos férricos de la industria del acero en todo el mundo.


·         Ahorro de materia prima

- El acero reciclado se utiliza principalmente en los procesos de hornos eléctricos (el 31,7% de la producción mundial de acero), pero también en otros procesos de producción de acero (horno de oxígeno).

- El gran nivel de rendimiento de la industria del acero se acerca a su límite teórico (50%). Debido a los niveles de producción previos y a que el círculo de vida de los productos del acero es largo, la disponibilidad actual de chatarra no puede cubrir la alta demanda de acero.


·         Huella de carbono


La tasa de reciclaje de un producto es un parámetro clave de su sostenibilidad.

A la hora de evaluar su rendimiento mediante el método LCI, la alta tasa de reciclaje de las vigas de acero hace posible la reducción de su huella de carbono y, a un nivel más general, su impacto medioambiental ¡en un 40%!


Huella de carbono de una tonelada de sección (valor medio de 10 zonas del mundo, datos del IISI del año 2000):
  • Sin reciclaje – 1.444 kg CO2eq


  • Con una tasa de reciclaje del  95%- 834 kg CO2eq


Reciclar acero beneficia a las empresas y al medio ambiente

Los responsables de Ecoacero aseguran que la razón  del éxito del reciclaje de acero es su integración en el proceso de producción: para fabricar acero hay que usar acero reciclado. La industria siderúrgica española, en su reciente informe sobre el reciclado del acero (IRIS 2013), afirma que por cada tonelada de acero reciclada, ahorra alrededor de una tonelada y media de mineral de hierro, un 85% de agua, un 80% de energía y un 95% de carbón.

El aumento y la mejora del reciclaje de acero reduce así el impacto ambiental. Según Oliver, desde 1970 el sector siderúrgico español ha disminuido sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) por tonelada de acero producida en más del 75%. Desde 1960 ha bajado en un 95% el agua consumida, al reutilizarla en los procesos, y los vertidos se limitan a purgas o evaporación para enfriar procesos. Entre el 90% y el 100% de los residuos y subproductos del proceso se valorizan. Las escorias, por ejemplo, se reutilizan como áridos en la construcción de carreteras o la producción de cemento.

La responsabilidad ambiental de la industria es cada vez mayor, destacan desde el sector. El 100% del acero español se produce bajo sistemas de gestión ambiental certificados (ISO 14001 y/o EMAS), sin olvidar las inversiones en I+D. Valgan dos casos diferentes: desde 1982, el espesor mínimo de la pared del envase de acero ha disminuido en un 1% cada año, según Ecoacero. Por otra parte, el modelo de informe de riesgos ambientales SidMIRAT ofrece un mayor control de los riesgos ambientales en las acerías, explica el responsable de I+D+i de Unesid.

COMENTARIOS: